Desde preescolar hasta la universidad, el atraso educativo de Guerrero

[David Espino]
Escuela secundaria en la zona suburbana de Acapulco. Foto: Eric Miralrío

Guerrero se encuentra en los índices más bajos de aprovecha-
miento escolar en todos los niveles educativos; desde preescolar hasta el nivel universitario. En el primer caso, ni siquiera figura entre los primeros ochos estados con mejor índice educativo; en tanto que en el nivel profesional, Guerrero es la entidad con el menor número de adultos con una carrera universitaria terminada.
En lo que respecta al aprovechamiento en los niveles de primaria y secundaria el estado está clasificado entre las entidades con “rezago grave”. Lo mismo ocurre con la educación indígena, donde sólo el 21.6 por ciento de su población asiste a la escuela.
Los datos son del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), en su informe anual 2005, La Calidad de la Educación Básica en México, mismos que sitúan a Guerrero en el tercer lugar nacional en analfabetismo con 17.6 por ciento, apenas por debajo de Oaxaca que está en segundo con 18.1, y de Chiapas que registra en el primer lugar un 21.5 por ciento.
El documento brinda un panorama amplio de la situación educativa en la que se encuentra la entidad en comparación con otros estados. Por ejemplo: el Estado de México está en el lugar número 25 –23 lugares por debajo de Guerrero– con sólo el 4.9 por ciento de analfabetismo y Moleros, otra entidad vecina, está en el lugar 23, con el 7.2 por ciento.
La calidad de la educación básica en México es un informe anual que año con año elabora el INEE –organismo creado por el gobierno federal el 8 de agosto de 2002–, que tiene como tarea ofrecer a las autoridades educativas y al sector privado las herramientas para la evaluación de los sistemas educativos, en lo que se refiere a educación básica (preescolar, primaria y secundaria) y media superior.
El texto de 176 cuartillas –que puede consultarse en su totalidad en su página de Internet–, revela cifras nada alentadoras para las instituciones educativas de Guerrero.

El atraso, desde el nivel preescolar
Así, el estado tiene los porcentajes más bajos del país en lo que se refiere a alumnos regulares de primaria y secundaria.
Arriba de Campeche y Colima que están en los lugares séptimo y octavo (con 90.45 y 90.40 por ciento, respectivamente), Guerrero aparece en el lugar sexto con el 90.80 frente a una media nacional de 97.43 por ciento, pero ante las cifras del Distrito Federal que registra un 105.95 por ciento en aprovechamiento escolar en alumnos de primaria.
Los datos en el rango de secundaria son aún más catastróficos. Según el estudio del INEE, el estado de Guerrero termina el 2005 en penúltimo lugar con el 66.52 por ciento de alumnos regulares, sólo arriba de Chiapas que registra el 64.80 por ciento, y ante una media nacional de 80.14.
Y en preescolar la entidad no figura ni entre los ocho primeros lugares a nivel nacional, donde Chiapas –primer lugar en analfabetismo– se encuentra en el segundo sitio de alumnos regulares, con 81.54 por ciento, debajo de Tabasco con 94.29 y ante una media nacional de sólo 69.11 por ciento.

Grave rezago
En niveles de rezago grave en alumnos de 8 a 11 años, frente a una media nacional de 6.27 por ciento, el estado dobla esta cifra y alcanza un 13.95 por ciento en rezago grave educativo en alumnos de primaria. Chiapas está en primer lugar con 15.26.
En tanto, en lo que se refiere al rezago grave en alumnos en edad de secundaria –de 12 a 14 años– la situación está en circunstancias aún más críticas: con un 22.44 por ciento, las estadísticas de Guerrero doblan por más de 12 puntos la media nacional que es de 10.20, y se sitúa debajo de Chiapas –que también ocupa el primer lugar con el 22.66 por ciento– pero sólo con 22 décimas de diferencia.
En el mismo rubro el informe del INEE coloca a Guerrero en primer lugar en cuanto a la “tasa de no conclusión en primaria”. Anota el documento: “En 2004-2005 la tasa de no conclusión en primaria fue de sólo 1.8 por ciento en Tlaxcala, y de 18.3 en Guerrero”.
Es que en nivel de primaria, Guerrero tiene un rezago histórico que no ha podido superar: se encuentra en el tercer lugar, con el 44.2 por ciento a nivel nacional.
Y por si no fuera suficiente todo lo anteriormente expuesto, el promedio de escolaridad en la entidad, según el informe, es de 6.6 años, con sólo cuatro décimas de diferencia por debajo de Oaxaca que registra el 6.1 y de Chiapas con 5.6 años.

Los “valores extremos” de Guerrero en nivel secundaria
El informe publicado a principio de diciembre, contextualiza la información ofrecida respecto al nivel secundaria. Indica que en este rango educativo la no conclusión mejoró sólo cinco puntos entre 1990-1991 y 2004-2005, es decir en 15 años, pasando de 26.1 a 21.2 por ciento.
En el mismo periodo –abunda– la deserción bajó sólo de 8.8 a 7.1 por ciento. La reprobación pasó, en nivel nacional, de 26.5 a 18.4 por ciento.
Pero los datos más alarmantes que el INEE registra en nivel secundaria están precisamente en Guerrero. El informe señala que los “valores extremos” de no conclusión en el ciclo escolar más reciente se dan en este estado con 34.3 por ciento y por el otro lado Morelos –vecino de nuestra entidad– con el 14.2 por ciento.
Los de reprobación fueron 29 por ciento en Campeche y 10.9 en Baja California Sur; y los de deserción oscilaron entre 12.1 en Guerrero y 4.8 por ciento en Nuevo León.

Y pocos profesionistas
Ya en lo que respecta a la educación media superior, sólo el 17.3 por ciento del total de la población en edad de haberla cursado, la ha concluido.
En tanto que en nivel superior, de 1 millón 348 mil 759 habitantes en edad de haber terminado sus estudios superiores –según el último Censo de Población y Vivienda del INEGI–, sólo el 9.3 por ciento la ha concluido.

La educación indígena se guisa aparte
Con una población indígena total de 526 mil 62 habitantes (el 5.1 por ciento de la nacional), este es el grupo social más vulnerable en Guerrero, y las cifras proporcionales de los que no asisten a la escuela se disparan.
La población de cinco a 14 años –es decir en edad escolar– que habla lengua indígena en Guerrero es de 120 mil 680, de los cuales 26 mil 96 –el 21.6 por ciento– no asiste a la escuela.
Proporción muy alta si se compara con el mismo universo poblacional –de cinco a 14 años– que no habla lengua indígena, cuyo porcentaje sólo es de 11.9 por ciento, de una población total neta de 685 mil 341.
El informe destaca que de acuerdo con los estudios hechos, los alumnos de primarias indígenas obtienen resultados inferiores a sus pares que asisten a otro tipo de escuelas. “Pero ser indígena no sólo pesa como desventaja en términos de logro escolar, sino en las oportunidades mismas de escolarización”, subraya.
Pero más adelante acota que la tendencia nacional en las primarias indígenas es hacia delante: En 2000 tenía 51 de cada 100 estudiantes con nivel bajo de ejecución y sólo ocho con nivel alto.
Abunda que en el lustro analizado se muestra un avance nacional, sobre todo en los alumnos ubicados en el nivel bajo: en 2005 solamente 29 de cada 100 están en él, mientras en el nivel alto hay ya 13 de cada 100 alumnos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Tanto el analfabetismo como otros lastres siempre han sido una vergüenza para Guerrero. Lástima que siempre nos toquen gobernantes insensibles, lo cual por cierto, no es patente de corso del PRI.

David Espino dijo...

Si mi amigo anónimo... el debate ahora es: es el sistema de partido la salida a los problemas de los pueblos, entre ellos por supuesto, la educación. Habrá que ver...

Anónimo dijo...

malditos politicos son unos pinches perros el maldito gobierno de guerrero se come el dinero no ayuda alos jovenes solamente invierte dinero en sus estrategias politicas mejor ni voten

Anónimo dijo...

pinche gobierno perro mejor ni voten por ningun partido los impuestos que pagamos se les que da alos perros los funcionarios en realidad me repugna la politica solamente utilizan puras falsedades